Rociadores Automáticos

También llamados “FireSprinklers”, son las instalaciones fijas automáticas más extendidas, ya que sintetizan las tres fases clave en la protección contra los incendios: detección, alarma y extinción.

Sulan dispone de los conocimientos y personal necesarios para realizar instalaciones tan complejas, y al mismo tiempo, tan efectivas

Un sensor de temperatura activa el paso del agua por los rociadores cuándo se alcanza una temperatura excesiva, que puede estar originada por un incendio. Como medida de seguridad añadida el propio sistema está diseñado para activar la alarma en caso de una presión insuficiente.